[ Principal ] [ Novedades ] [ Pedidos ]
[AUTORES] [COLECCIONES] [TÍTULOS] [TEMAS ]

    [libro anterior]                                                                                                                      [siguiente libro] 

COLECCIÓN PENSAR

7

"Intervenciones 1961-2001.
Ciencia social y acción política"

Pierre Bourdieu

Traducción del francés:
Beatriz Morales Bastos

Co-editado por Hiru y Ciencias Sociales (La Habana, Cuba)


Desde las huelgas de diciembre de 1995 las intervenciones de Pierre Bourdieu han sido objeto de condenas a menudo virulentas, en especial por parte de los periodistas e intelectuales mediáticos cuyo poder había analizado Bourdieu. Fue entonces acusado de descubrir la acción política “en el ocaso de la vida”, de abusar de su notoriedad científica o incluso de volver sobre caducas figuras intelectuales. Lo que parecía chocar más que nada era que un sabio interviniera de esa manera, llevando el hierro de la crítica al dominio político.
Sin embargo, las intervenciones del sociólogo en el espacio público datan de su entrada en la vida intelectual, a principios de los años sesenta a propósito de la guerra de Argelia. A partir de entonces, una constante reflexión sobre las “condiciones sociales de posibilidad” de su compromiso político le incita a desmarcarse tanto de un cientificismo dador de lecciones como de la espontaneidad entonces tan frecuente entre los “intelectuales libres”. Esta selección de textos no sólo tiene la finalidad de reagrupar los numerosos textos “políticos” o “críticos” a menudo poco accesibles o inéditos. Ante todo pretende poner en situación: invitación a la lectura de una obra frecuentemente neutralizada por sus condiciones académicas de recepción. Se trata de mostrar a través de las etapas del itinerario del sociólogo, devuelto a su contexto histórico, una articulación manifiesta entre investigación científica e intervención política; el trabajo de conversión de las pulsiones sociales en impulsos críticos.
Lo que finalmente se vuelve a trazar a través de este recorrido es la génesis de un modo de intervención política específica: ciencia y militancia, lejos de oponerse, pueden ser concebidas como las dos caras de un mismo trabajo de análisis, de desciframiento y de crítica de la realidad social para ayudar a su transformación. La trayectoria ilustrada por los textos de esta selección muestra como la misma sociología se encuentra enriquecida por el compromiso político y la reflexión sobre las condiciones de este compromiso.

Textos seleccionados y presentados por Franck Poupeau y Thierry Discepolo.


Pierre Bourdieu nació en 1930 en Denguin, Francia. Estudió Letras en París. Dió clases en Argel, París, Lille, Princeton (Estados Unidos). Fue director de estudios de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales y profesor titular de la cátedra de Sociología del Colegio de Francia. Dirigió la publicación Actes de la recherche en sciences sociales y la revista Liber. Su producción teórica en el campo de la sociología fue enorme y de una influencia decisiva. Tras una primera etapa en la que trabajó en relación con temas como El desarraigo, La crisis de la agricultura tradicional en Argelia (1964), comenzó a diseñar su teoría de los “campos” (el campo del poder, el campo intelectual, el campo deportivo, el campo educativo, el campo religioso, el campo informativo, el campo familiar, etc.) como “estructuras” relativamente autónomas (es, en efecto, el momento en que Bourdieu articula la sociología clásica con el estructuralismo) que permitirían explicar la posición y el valor de comportamientos y enunciados en determinados “mercados”.
De su trabajo dan cuenta, por ejemplo, libros como La fotografía, un arte intermedio (1965), La distinción (1979), La economía de los intercambios lingüísticos (1982), La ontología política de Martin Heidegger (1988), Las reglas del arte (1992), Sobre la televisión (1997), Meditaciones pascalianas (1997), Contrafuegos (1998), La dominación masculina (1998), además de cientos de intervenciones.

Nº de páginas: 594
PVP: 23  ¬


Comentario sobre la obra

La playa de Bourdieu
Iñaki  URDANIBIA 

Proclamaban los entonces, jóvenes parisinos del 68 que bajo los adoquines se hallaba la playa, y para ello levantaban los pavés para encontrar la placentera arena de un futuro luminoso, además de para erigir barricadas y defenserse de las furiosas cargas de los CRS=SS. En el libro de Bourdieu, cuyo comentario ocupa esta página, el sociólogo, filósofo, antropólogo, reúne tantos pavés -para arrojarlos contra el neoliberalismo en sus diversas manifestaciones- que no  debe hallarse ya muy lejos de la playa. Viendo las armas teóricas y combativas que nos entrega Bourdieu, no es extraño que, especialmente en sus últimos años (falleció el 23 de enero de 2002), se convirtiese en el representante más significativo de la gauche de la gauche, y en el  verdadero aglutinador, o polo de referencia, de los movimientos sociales del hexágono. Este intelectual específico -dedicado a sus quehaceres académicos y profesionales- no  dejó, no obstante, de prestar sus saberes a la causa de la transformación de las relaciones sociales, en busca persistente del  intelectual colectivo. Clarificador en este terreno los distintos homenajes que rinde a su colega en el Collège de France, y en otros lugares, Michel Foucault.

El  volumen recoge Intervenciones del pensador a lo largo de una cuarentena de años (1961-2001) lo que viene a suponer cerca de un centenar de artículos, entrevistas, cartas... en los que se vierten opiniones y se proponen vías para moverse en ciertos terrenos sociales, culturales y políticos, al filo de la actualidad hexagonal, lo que no significa que las enseñanzas sean aplicables al mero marco de su país, sino que tienen relevancia de índole general.

El libro no tiene desperdicio y ello por dos claros motivos: uno, por las intervenciones en sí mismas, y dos, ya que la obra sirve a las mil maravillas para presentarnos a Bourdieu como intelectual responsable paradigmático. En lo que hace a lo primero, estamos ante un abanico inabarcable de temas, en estas breves líneas, que son tratados con autenticidad y en una combinación estimable de rigor y combatividad, además destacable es la utilización de un lenguaje sencillo y al alcance de cualquier lector  no ducho en los pagos de la sociología y otras ías. Los posicionamientos van desde la airada denuncia de la guerra de Argelia, a cuestiones de índole académica, de política internacional, del papel de los intelectuales (ajuste de cuentas con los Renaut y  los Ferry, ejemplo de bomberos de cualquier llama rebelde; o a los pobres d´Esprit, revista personalista), del nefasto  y domesticador papel jugado por los medios de comunicación en el mantenimiento de la sociedad conservadora, de luchas sociales, textos de solidaridad y constantes ajustes de cuentas con intelectuales y políticos que únicamente se preocupan por hacer que las cosas sigan siempre igual. En todos ellos  puede verse un hilo conductor  que se enfrenta a los poderes constituidos y a sus modos de reproducción, a la aceptación de las ideas heredadas y los sistemas de transmisión de dicho patrimonio, y que se situa en las filas de la lucha contra la estupidez, del neoliberalismo imperante -ya sea de derechas o de izquierdas- y de los afanes uniformizadores de la globalización. La voz resistente de Bourdieu se alza eviatndo "el moralismo de la moralidad pura, que por una parte engendra el terrorismo jacobino, el radicalismo virtuista de la conciencia ética y, por otra, el jesuitismo y la hipocresía oportunista".

Se ha de leer -y ésta es una ocasión inmejorable- a este aguafiestas (pisse-copie) de las mansas aguas del mejor de los mares posibles de la sociedad bienpensante.

 

PEDIDOS